La tetralogía del horror IV. Espectros.

Deja un comentario

abril 2, 2014 por cabelloruiz

IMG_0604[1]Nosotros fuimos mucho antes de ti, lector. Fuimos mujeres y hombres y acero y entrañas.
Ahora es tu turno.
Más allá de la puerta de madera de roble que has cerrado, ¿nos oyes?
Fíjate bien en cómo las termitas la devoran.
¿No ves curvarse el azogue del espejo y evaporarse y ser otra la habitación y ser otro tú?
Fíjate bien y escúchanos a través de la pared, detrás de la puerta de roble y del espejo sin azogue. Devorada por las termitas, una; hirviendo el otro.
¿Creerás que no venimos por ti?
Caen las luces detrás de ti.
Porque somos la lengua natural que recorre el espinazo del diablo y su último puerto y tu último maldito beso.
Nos hicimos de hambre antes de ayer. Y de los locos que creían que con llevarse las manos a los ojos dejarían de llorar. Esos que componen sin parar y mueren sin más y piensan enfrentados en el espejo de otro, en su otra habitación.
No te queremos porque sí.
Te queremos, sobre las sábanas, gimoteando, obsesionado con la puerta vencida y el océano de tus ojos azogados, porque no eres más que el sueño desnudo de un hombre que azota el tiempo junto a su sien y la destapa.
Te queremos, sobre tus enclenques rodillas, creído como un verso suelto y paranoico, porque eres la tinta de tu mundo que corre y se corre torcida y desaparece.
Te queremos.
Y hemos venido por ti!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: